Es importante definir una alimentación balanceada para mantener tu peso y silueta ideal.

Cuidados al contar calorías

Has oído muchas veces que las eliminación de calorías son la clave para el éxito de la pérdida de peso o el fracaso? Mitos como consumir menos de las calorías que quemas y que si lo haces los kilos se desaparecerán tan rápido como se desaparece una tajada de queso de tu nevera? Simple, ¿verdad? En realidad no. El contar calorías funciona, pero no tan bien como se podría pensar. Porque no todas las calorías son iguales. Elegir los alimentos correctos y que potencialmente podrás comer menos sin pasar hambre o elegir los incorrectos te podría podría dejar con ganas de más.

¿Voy a perder peso si como menos?

SÍ. Reducir las calorías conduce a la pérdida de peso a corto plazo, pero los resultados no durarán para siempre si eso es todo lo que haces.

La pérdida de peso es una hazaña muy difícil de lograr y la investigación muestra que la mayoría abrumadora de personas que intentan contar calorías fallan. De acuerdo con una revisión de los estudios realizados por científicos de la UCLA, la palabra en la dieta es francamente deprimente: Un promedio del 41% de las personas aumentan de peso más de lo que perdieron menos de un año después de comenzar con la contabilización de calorías. Y los investigadores creen que esta cifra es conservadora.

Dicho esto, la reducción de calorías no funciona en el corto plazo, aunque es necesario cortar más calorías que la mayoría de las personas con el fin de perder un solo kilo o dos. De acuerdo con una revisión de los estudios por los Institutos Nacionales de Salud, los que hacen en una dieta baja en calorías (1.400 a 2.000 calorías al día, dependiendo de su peso actual) puede ayudar a las personas a perder el ocho por ciento de su peso corporal durante tres a 12 meses.

Entonces, ¿por qué fracasan tantas dietas? Hay muchas razones. En primer lugar, la gente es humana, y las dietas son difíciles de mantener. En segundo lugar, nuestros cuerpos trabajan contra nosotros: Después de haber perdido algo de peso, su metabolismo se ralentiza de manera que tienes que comer menos y menos sólo para mantener esa pérdida de peso. Es la forma de tu cuerpo de asegurarse de que no se muere de hambre.

Un tercer problema: Las personas que son demasiado ansiosas cortan a veces demasiadas calorías. En un principio, esto puede causar intensos antojos de alimentos, a pesar de que finalmente desaparecen pues el cuerpo se acostumbra a comer menos.

¿Importa el origen de donde provienen las calorías?

SI. Las calorías no son iguales. Aquellos de los carbohidratos en grasa o refinados son más propensos a terminar en los muslos. Si una donut rellena de crema y un sándwich de pechuga de pollo tienen el mismo número de calorías, no significa que puedas comer la rosquilla para el almuerzo en lugar del sándwich pues su cantidad de azúcar y grasa afectarán mucho más tu metabolismo.

En primer lugar, está el efecto térmico de los alimentos. Puede que no recuerdes esto desde la biología del colegio, pero significa que algunos alimentos tienen más energía para masticar, digerir, metabolizar y almacenar que otros.

Desafortunadamente, el cuerpo es muy eficiente en el procesamiento de grasa y consume muy pocas calorías haciéndolo, esa es una de las razones de que los alimentos grasos parecen pasar "un momento en los labios, toda una vida en las caderas."

Si no quieres ver la cantidad de calorías por cada trozo de comida que llevas a tu boca, no hay problema. Al ver lo que has comido en blanco y negro, incluso sin los números, es probable que te haga pensar dos veces antes de volver a la mesa para una segunda rebanada de pastel.

Entonces ¿Cómo encontrar tu objetivo de calorías?

No es lo mismo querer perder 10 kilos y hacer poco deporte, que tener una vida de actividad física intensa y querer perder 3 kilos. Tampoco son iguales, para perder peso, las necesidades de un hombre o de una mujer, o su estatura. Es importante que puedas calcular tu gasto calórico diario que vendrá determinado por varios factores como el ritmo metabólico basal, el gasto por actividades físicas y la acción los alimentos que comes. La suma de estos factores te dará cuáles son tus necesidades mínimas diarias y a partir de ahí podrás adaptar un cambio efectivo en tu rutina alimenticia.

En Inlaser según los tratamientos que tenemos para ayudar a bajar de peso y eliminar grasa, te ayudaremos además a definir una alimentación balanceada para mantener tu peso y silueta ideal. No todos los cuerpos son iguales, por eso ten cuidado al contar calorías de la misma forma que otras personas pues puedes lograr el efecto contrario.

Comparte en tus redes
0
0
0
Comparte en tus redes
Contáctanos

Contáctanos

X

Escríbenos y resuelve todas tus dudas sobre nuestros tratamientos faciales y corporales. Te responderemos lo más pronto posible.

Promociones y Tips de Belleza

Descubre aquí nuestra últimas promociones y consejos de nuestro director médico el doctor Andrés Martin Rey.
El Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento que cada vez ha tomado más fuerza debido a sus excelentes resultados en el rejuvenecimiento facial, a pesar de que para algunas personas pueda parecer bastante gráfico por su método de aplicación, el aspecto final del rostro hace que lo valga. Aquí te contaremos cómo es una sesión de PRP y sus beneficios.
Hace unos años era impensable que las personas que se hubieran realizado recientemente un bronceado, tuvieran la oportunidad de ha...

¡Suscríbete y recibe el 10% de descuento en nuestros tratamientos faciales!

Suscríbete a nuestro newsletter y sé el primer@ en enterarte por correo electrónico sobre nuestros nuevos tratamientos, consejos de salud y las últimas promociones. Con tu registro, recibirás un mensaje con las indicaciones para poder hacer efectivo el descuento del 10%.